Dando las malas noticias. ¿Estás preparado?

junio 06, 2012 5 respuestas humanas





Desde que estamos en formación de pregrado oímos ese dúo de palabras que se acompañan bien y que incluso en muchos casos nosotros mismos hemos empleado en alguna nota de enfermería cómo parte de las intervenciones independientes. Sin embargo ¿cuántos de nosotros sabe qué decir cuando se presenta la ocasión en la que es necesario hacer sentir al paciente y/o familiar acompañado emocionalmente? entendido, escuchado, consolado...
Este tema me vino a la mente hoy desde que entré a mi servicio de los martes. El cunero patológico. Me dieron los buenos días con la noticia de que un bebé había muerto durante la madrugada (un gemelo de 600gr y 26 SDG). Un instante silencioso secundó a la noticia mientras todas -me atrevo a decir que  todas- las presentes meditamos un instante en aquel hecho que aunque era de esperarse, siempre te golpea por la espalda y se siente como un valde de agua fría. Al menos para mi lo fue. Me hizo cuestionarme si de verdad podría ser pediatra, y manejar esos hechos a nivel emocional de una forma profesional sin que me afectara. Aun lo sigo reflexionando, y me sigo preguntando cómo hacerlo sin caer en la rutina de la insensibilidad que suele acompañar a las muertes en el hospital.
En fin, la mañana transcurría y otra terrible sospecha se confirmó. Aquella pequeña de 36 SDG, de la hasta ese momento desconocíamos su nombre y apodamos cariñosamente "la traviesa" no sólo tiene síndrome de Down, si no también tiene obstrucción intestinal y era necesario obtener de manera urgente el consentimiento de la madre para operarla.
Cuando la madre de "la traviesa" se presentó en su horario habitual de visita, como cualquier día de los anteriores sin sospechar siquiera que algo estaba mal por que nadie le había hecho ningun comentario sobre la verdadera situación de su bebé. El cirujano ya se encontraba ahi esperándola y habiendo asumido que la pediatra ya le había informado a la madre la condición de la niña, se adelantó diciendo exactamente la frase que escribo a continuación:

"Señora, necesitamos su permiso para operar a su hija. Usted sabe, los niños que vienen con síndrome de Down suelen tener complicaciones como ésta, sus intestinos no están bien y necesita cirugía urgentemente"

La señora rompió en llanto por que apenas y pudo retener las palabras "síndrome de Down" "cirugía" "su hija".... el cirujano se vio confundido y me miró... creo que entendió con la mirada de dragón enfurecido que le lancé que la señora no tenía idea de nada... solo bajó la cabeza y le dijo, "Pensé que ya estaba informada, ahora le aviso a la pediatra para que le explique" y con esa frialdad que los caracteriza, se dio la media vuelta y abandonó el lugar. Yo también estaba petrificada. No sabía que era correcto decir. Estaba congelada mirandola llorar y tratando de imaginar cómo podría sentirse esa pobre mujer... Le di un pañuelo, le dije que todo estaría bien, y le di mi mano. Se que eso fue mediocre e insuficiente, pero la verdad, es que no tenía idea de que hacer o que decir. Minutos después llegó la pediatra, y ella platicó con la señora en un tono un poco mas reconfortante.
Después una compañera de las que van mucho a la iglesia, se acercó a la señora y le habló de unas oraciones o algo asi, pero nada podía hacer que aminorara un poco su llanto.

Toda esta situación me dejó pensando en cómo hacer para estar más preparados a la hora de dar malas noticias, a la hora de apoyar al familiar o al paciente, por que  la empatía por si misma no es suficiente si no está acompañada de alguna acción positiva.

¿Ustedes que piensan?

5 respuestas humanas:

  • Elivid Aldana dijo...

    Hola soy Elivid me gusto mucho tu tema, y como esos son pocos y considero de mayor importancia que muchas ocaciones minimisamos, para empesar debemos darnos cuenta que enfermeria no trabaja sola los medicos tambien son parte del cuidado del ser humano como individuo en todas sus facetas lamentablemente pareciera que no tienen la empatia que todos los que trabajamos en el area de salud necesitamos tener, yo tambien a lo largo de mi experiencia como enfermera he vivido situaciones similares no sabes si callar, retirarte o de que manera ayudar con ese duelo a los familiares de los pacientes e incluso a los pacientes cuando reciben una mala noticia, yo creo que el tema de tanatologia que no solo es para perdidas por muerte deberia entrar como materia en alguna de nuestras etapas de estudio.

  • Elivid Aldana dijo...

    HOLA QUE TAL ME PARECIO MUY INTERESANTE TU TEMA ES DE LOS POCOS QUE NO DAMOS LA IMPORTANCIA QUE NECESITA LA PREGUNTA ES ¿HASTA QUE PUNTO DEBES FAMILIARIZAR CON PACIENTES?...Y COMO NO HACERLO SI TAMBIEN SENTIMOS Y NOS LLEGA A DOLER SU DOLOR, A LO LARGO DE MI PROFESION TAMBIEN ME E TOPADO CON IMPOTENCIAS NO SOLO EN EL AREA DE PEDIATRIA SI NO A PACIENTES DE CUALQUIER EDAD, DA TRISTEZA VER QUE EL EQUIPO QUE CONFORMAMOS CON ALGUNOS MEDICOS NO SIEMPRE SON LOS ADECUADOS MUCHAS OCACIONES NO TIENEN ESA EMPATIA O NO LA TENEMOS PARA DAR CUALQUIER NOTICIA O FORTALECER AL RECIBIRLA A FAMILIARES DE LOS PACIENTES E INCLUSO A LOS MISMOS PACIENTES, YO CONSIDERO QUE EN EL TEMARIO DE ALGUNA PARTE DE NUESTRA FORMACION EL TEMA DE LA TANATOLOGIA ES IMPRESINDIBLE YA QUE NO SOLO SOLO SE BASA EN PERDIDAS POR MUERTE CREO QUE EN ESTOS TEMAS ES EN DONDE ENCONTRARIAMOS LA CLAVE.

  • Elivid Aldana dijo...

    Me parece un tema muy interesante lamentablemente es algo que pareciera no serde importancia asi como tu a lo largo de mi vida laboral como enfermera me e encontrado en esa misma situacion al estar frete al familiar o incluso frente alpaciente y no hay palabras en tu mete que puedan consolar a mi consideracion todo el personal de salud a lo largo de nuestro temario academico debemos tener la materia de tanatologia para poder tener la empatia y saber como actuar o que decir en esas situaciones.

Publicar un comentario

También queremos leerte! Todos somos enfermería!

 

©Copyright 2011 Somos Enfermería | TNB