¿Qué hacer frente a una víctima de violación?

octubre 15, 2011 0 respuestas humanas


Hola, la siguiente entrada está transcrita del la página del Centro de Justicia para Mujeres y la intención de hacerla radica en que como personal de enfermería podríamos en algún momento vernos en la necesidad de actuar frente a un caso de violación, ya sea por contacto en el hospital o en las unidades de atención de la salud, por que alguna víctima acuda a nosotros fuera del ámbito hospitalario o incluso, si necesitamos o queremos capacitar a otras mujeres y otros (as) profesionales de la salud al respecto, lo cual me parece una necesidad imperante. 
Primero se exponen las sugerencias para las víctimas y después para quien tenga la responsabilidad de dar a conocer el hecho:


SUGERENCIAS GENERALES PARA UNA VÍCTIMA DE VIOLACIÓN:
Buscar Ayuda.  ¡Busca ayuda! Aun cuando no haya ni una pequeña cortada en tu cuerpo, la violación es un trauma sumamente serio y una profunda injusticia. Ninguna persona debería estar sola a lo largo de ese trauma. Probablemente vas a necesitar muchos tipos de ayuda por lo menos durante un par de meses, de parte de amistades, colaboradores y profesionales. Mereces toda la ayuda que necesitas, sin importar las circunstancias en que ocurrió la violación.
 Siempre hazte acompañar de una persona de apoyo cuando asistas a citas, reuniones y discusiones relacionadas con la violación. Nunca estés sola en estas situaciones, ya sea que se trate de una reunión con un detective, una conversación con tu familia, una visita de rutina a un centro de asistencia para víctimas o una breve sesión con el dueño de la casa en que vives, un jefe o un docente. Lleva a alguien contigo, sin importar lo breve que sea el encuentro. De hecho, es una buena idea que alguien te acompañe aun cuando solamente estés haciendo llamadas telefónicas acerca de la violación.
Trata bien a las personas que te apoyan. Recuerda que es probable que las amistades que te están ayudando también estén muy molestas y asustadas por lo que te está ocurriendo. Quizás no sepan exactamente qué deberían hacer y se sientan impotentes por no poder resolver todo para ti. Aquí te damos algunas sugerencias sobre lo que puedes hacer para que las personas que te apoyan puedan ayudarte mejor.
 Obtén respuestas para todas tus preguntas tan pronto y tan exactamente como sea posible. Las preguntas sin respuesta generan una intensa ansiedad en las víctimas de violación, y ansiedad es lo último que necesitas. He aquí un ejemplo. Al día siguiente de haber hecho el reporte policial, una víctima de violación se da cuenta que el agente no le informó sobre lo que ocurriría después. Conforme las horas pasan, ella se siente cada vez más angustiada. ¿Van a arrestar al violador? ¿Se supone que yo debería hacer algo más? ¿Me va a llamar un detective? ¿Cuándo va a llamar el detective? En lugar de padecer angustia por todas estas preguntas, es crucial que obtengas respuestas tan pronto como se pueda.

Mantén un cuaderno de apuntes. Es prácticamente imposible recordar toda la información, los nombres, números de teléfono, números de casos, citas y términos legales que tendrás que conocer en el proceso de manejar la violación. La única forma de evitar olvidar estas cosas es mantenerlas anotadas en un cuaderno.
Escribir cada cosa en un cuaderno también te dará una buena sensación de seguridad y control. Además de mantener un registro de la información, utiliza el cuaderno para escribir preguntas que quieras hacer y puntos de información que desees recordar decirles a otras personas. Y cuando estés en una reunión o entrevista, pídele a tu persona de apoyo que tome notas para ti.
Prepara un resumen de dos minutos sobre tu caso. Las intensas emociones que experimentas después de una violación pueden apoderarse de ti en forma impredecible, sobre todo mientras hablas con otras personas sobre el ataque. Cuando esto ocurre, tu comunicación puede fácilmente hacerse fragmentada, apurada e incoherente.
Estos cambios emocionales y comunicación dispersa tras una violación son completamente normales. Y deberían ser comprensibles para otras personas. El problema es que mucha gente no es capaz de hacerle frente a la intensidad de esas emociones, o no está dispuesta a hacerlo, y deja de escucharte precisamente en el momento en que más necesitas su atención.
Nunca tomes decisiones finales en el mismo momento en que haces llamadas importantes o durante reuniones. Haz preguntas y luego dile a la persona o al oficial que vas a pensar en el asunto y te pondrás nuevamente en contacto. Los oficiales a menudo tratan de presionar a las víctimas para que éstas tomen decisiones rápidas, en el acto. Frecuentemente lo hacen para empujarte a tomar decisiones que no tomarías si tuvieras tiempo para pensar con más detenimiento. 

No confíes el manejo o investigación de tu caso de violación a oficiales del trabajo, de un centro de estudios, de la iglesia, de sindicatos o de vivienda. En primer lugar, estas personas tienen poca o nula experiencia en la investigación de casos de violación y es muy probable que su actuación en el tuyo será desastrosa. A menudo tratan tan inadecuadamente a los testigos y las evidencias, que dañan la posibilidad de una exitosa investigación criminal. En segundo lugar, ninguno de estos oficiales tiene el poder o la autoridad para llevar a cabo una investigación criminal de la violación; tampoco tienen el poder para realizar un arresto.




SI ES A TI A QUIEN CORRESPONDE DAR A CONOCER EL HECHO:

NO confíes la investigación a los Servicios de Protección Infantil. Reporta el caso a la policía. Los Servicios de Protección Infantil (llamados Agencias de Bienestar Infantil en algunos estados) no tienen la autoridad, ni la capacitación, para llevar a cabo investigaciones criminales; tampoco tienen el poder para realizar un arresto. Los Servicios de Protección Infantil tienen únicamente un poder: el de remover a niñas y niños del hogar. Y tienen la libertad de ejercer este poder con el menor marco de evidencia.
Si quieres reportar un caso de violación o abuso sexual infantil directamente a la policía. La violación es un crimen violento. La policía es la única agencia en la sociedad que tiene el poder y la autoridad para llevar a cabo una investigación criminal, realizar un arresto y poner al perpetrador bajo control. Sin duda alguna, las actitudes y la respuesta de la policía tampoco son perfectas todavía. Pero al menos la policía tiene el poder, la autoridad, capacitación y experiencia que se requieren para hacer bien el trabajo.Como víctima de violación, tienes derecho a que estos inmensos poderes del sistema de justicia criminal trabajen para ti. Pero muchas víctimas todavía se desesperan por obtener justicia, y con sobrada razón. Es un hecho que la policía, los fiscales y los jueces tienen una terrible trayectoria de manejo del crimen de la violación.Mantente vigilante al enfrentarte al sistema de justicia criminal.  El abuso más común de los oficiales del sistema de justicia criminal contra las víctimas es que frecuentemente tratan de desechar los casos de violación. Está ampliamente documentado en numerosas fuentes que en la actualidad existe un diseminado desecho de casos de violación en las agencias de aplicación de la ley en todo el país




0 respuestas humanas:

Publicar un comentario en la entrada

También queremos leerte! Todos somos enfermería!

 

©Copyright 2011 Somos Enfermería | TNB