¿Por qué ser enfermera (o)?

junio 03, 2011 3 respuestas humanas


Estaba revisando las estadísticas del blog, y me di cuenta de que mucha gente llega aqui por que pone en google las palabras "juramento de enfermería", "discurso de enfermería", "hombres y enfermería", pero la que es más frecuente es la pregunta "¿Por qué ser enfermera?". Así que me puse a pensar en qué respuesta coherente podría ofrecerle al que navegando por la red pretende encontrar una.

Mi percepción sobre qué es lo que significa ser enfermera parte de mi experiencia, que tampoco es mucha en esto digamos, comencé la licenciatura en enfermería hace 6 años, en el 2005, me gradué en el 2009 y mi servicio social lo concluí en 2010, y espero por fin este año -en septiembre- culminar con la titulación presentando mi tesis.

Cuando estaba en primer semestre tuve una maestra que siempre hablaba de la "mística" de la enfermería. Seis años después vengo a comprender a que se refiere. La enfermería tiene una conexión muy profunda con el dolor, el sufrimiento, la pasión y la muerte, acontecimientos que tienen mucho arraigo en la humanidad y que disparan el crecimiento de otras virtudes. También hablaba de una "vocación de servicio", pero al mismo tiempo decía que ya no existen los enfermeros abnegados. Y eso es verdad, no hay que confundir una cosa. Ser enfermera no es ser la sirvienta de nadie. Servir para enfermería es practicar un acto profesional que se traduce en ejercer el cuidado sobre otra persona. No es "ayudar al médico", es trabajar con el paciente, es cuidarlo. Nos volvemos expertos en detectar las necesidades de otras personas, por que trabajamos con ellas para hacerlas desaparecer.

Ser enfermero no tiene absolutamente nada que ver con la medicina, y esto lo digo por que hay muchísima gente que piensa que es igual pero no puede haber nada mas falso que eso. Los médicos pasan una visita o dan una consulta, elaboran sus indicaciones, y eso es todo. Los encargados de ejecutarlas en el caso del hospital, o de traducirlas para los pacientes en la consulta somos nosotros. ¿Qué quiere decir eso? Ellos recetan. Nosotros curamos. Es en el personal de enfermería en donde recae la responsabilidad del trato directo con el paciente, de atender desde sus necesidades más básicas hasta las mas elevadas mientras estén bajo nuestro cuidado.

Es verdad que la concepción de lo que debe ser una enfermera ha ido variando según el momento histórico. Florence Nightingale, la que es considerada en muchos países como la fundadora de la enfermería moderna decía que "Una enfermera debe ser una persona de la que se pueda uno fiar, en otras palabras, capaz de ser enfermera “de confianza”... No puede ser chismosa, ni ligera charlatana; nunca debe contestar preguntas sobre su enfermo...; debe ser estrictamente moderada y honesta, pero, más que esto, debe ser una mujer religiosa y devota; ha de respetar su propia vocación, porque con frecuencia se coloca en sus manos el precioso don de la vida; debe ser una minuciosa, fiel y rápida observadora, y ha de ser una mujer de buenos y delicados sentimientos”.
El cuidado en si ejerce una obligación moral para con aquellos a quienes cuidamos. Es decir, nos volvemos poseedores de una cantidad de información personal y confidencial que exigen a nuestro ser más profesional no develar jamás, eso no ha cambiado ni cambiará jamás. Sin embargo, eso de ser una "mujer" y ademas devota si se ha modificado afortunadamente y cada día es más evidente.En la actualidad es muy común que haya tanto hombres cómo mujeres practicando la enfermería, antes se consideraba una profesión muy femenina (aquí hay un post sobre eso) pero con el tiempo estos valores se han ido perdiendo para dar paso a una nueva enfermería que no se basa en el rol de género si no en las evidencias científicas que vamos produciendo todos los días. En realidad no tiene nada que ver si eres atea, agnóstica, musulmana o semita para ser una buena enfermera (o), lo que si se necesita, y no para ser una buena enfermera o enfermero si no para ser una buena persona, es ser espiritual, y eso, si no lo eres, no hay problema, por que sobre el camino irás descubriendo cosas de ti mismo y del mundo de la naturaleza humana que te llevarán a explorar ese terreno, esa es una de las cosas más maravillosas que tiene la enfermería.

También dicen por ahi que los enfermeros somos todólogos. La realidad es que las respuestas humanas son tan infinitas cómo lo es la complejidad y la diversidad de la naturaleza humana misma. Así que bueno, uno tiene que saber desde los procedimientos básicos cómo poner una inyección o una vacuna, hasta como calibrar los parámetros de un ventilador (respirador) mecánico, pasando por las leyes sobre la profesión, recursos didácticos, tanatología y psicología, estadística, informática, y muchas cosas más que estudiamos durante nuestra formación. En los hospitales públicos nos hacemos magos de la improvisación, con pocos recursos hacemos maravilllas para cubrir las necesidades de nuestros pacientes (también aquí hay un post sobre eso).

Existen una gama de especializaciones que puedes hacer después de obtener el grado cómo enfermero profesional. Desde salud pública, hasta pediatría, nefrología, quirúrgica, cuidados intensivos, administración, urgencias, entre otras. Y cada especialidad también puede tener sub-especialidades lo que conlleva a una práctica cada vez más avanzada. También hay maestrías y doctorados, y un enfermero puede trabajar además de en hospitales públicos y privados, en casas ofrenciendo atención domiciliaria, cómo enfermeros (as) escolares, en laboratorios, dando clases, en oficinas de investigación clínica y epidemiológica etc. También puedes poner un negocio propio y promover la famosa cutura del autoempleo, aunque la verdad sea dicha, es dificil que no encuentres trabajo. Quizá no siempre tu salario será justo ni tus horarios los más flexibles, pero afortunadamente -o desafortunadamente para otros- somos un gremio que continúa siendo escaso para la demanda que existe.

Yo estoy segura de qué es la mejor carrera que pude escoger. Me permite aprender todos los días de otros seres humanos, estar en contacto con esa realidad que aunque es ajena también cala. Es mi oportunidad de contribuir con lo que tengo, aunque sea muy poquito a la justicia social en la que creo, a la humanidad y me hace sentir bien conmigo misma al mismo tiempo que todo el tiempo me reta a superarme.

Algo que jamás debemos olvidar es que la enfermería además de que es una ciencia también es un arte, y cada uno de nosotros es un artesano. ¿Por qué? Por que cada uno de nosotros adapta a su personalidad los conceptos que aprendemos y dota a esta relación enfermero-paciente de su perspectiva y su punto de vista sobre la vida, sobre los cuales está basada su actuar ético pero también profesional. No existen enfermedades, existen personas. No existen heridas, existen heridos.

Mi papá pasó más de un mes ingresado en el hospital, en un piso de oncología, y una mañana me preguntó:

"¿Cómo puedes aguantar esto? Hay dolor por todas partes, gente muriéndose, ¿cómo puedes? Sí yo viniera a trabajar aquí un día al día siguiente ya no quisiera regresar...."

Yo le respondí:

Mirala a ella. LLeva 24 horas aqui pegada a su papá durmiendo en el piso o sentada en esa silla y se ve entera, cómo si nada. ¿Ves a la señora de allá? ves como le sujeta la mano a su moribundo y con la otra sostiene un rosario y una biblia mientras reza? Mira aquí a lado de ti, ¿ves cómo su esposa lo mira y sonríe por que él está mejor, hoy pudo caminar?. Si solamente quieres ver el dolor que se encuentra en este lugar seguramente será lo único que verás y que sentirás. Pero también hay mucho amor. Estamos rodeados de amor, ¿lo ves? Así es cómo lo aguanto. Así es cómo puedo regresar a trabajar todos los días.





3 respuestas humanas:

  • Anónimo dijo...

    bueno ps no se por donde emepezar jaja ps veraz yo trabajo actualmente en un hospital particulary la verdad es que aqui uno si tiene que ser abnegadojaja la verdad es que ahora que estoy trabajando aqui me doy cuaenta que trabajar en un particular tienes que hacer todo tan perfecto que si te dijiste señora (pensando que es señora jaja) y no que era señorita upss ya la regaste y lo peor del caso es que te suspenden , te regañan y es cuando te das cuanta que cuando vas a un hospital publico los pacientes no te exigen y no te piden tanto como en un paricular .
    comparo y me digo por que las enfermeras de los hospitales publicos no brindan el mismo trato que en particular?

  • Anónimo dijo...

    anomimo! hola, hace siete años trabajo en una ambulancia, Medicalizada la verda los pacientes que pagan un servicio particular, por lo regular exigen un buen servicio, todos los procedimientos losrealizo como auxiliar de enfermeria y la verdad, nuestros pacientes quedan encantados con nuestroservicio domiciliario es una satisfaccion ver como se sienten despues de haberlos atendido en casa y oportunamente. esla calidad del servicio el que marcala diferencia- Gracias...

  • Anónimo dijo...

    muy buena esta pagina, describiste todo lo que somos en realidad los enfermeros.. muchas felicidades

Publicar un comentario en la entrada

También queremos leerte! Todos somos enfermería!

 

©Copyright 2011 Somos Enfermería | TNB